domingo, 8 de enero de 2012

#

Lo único que me tranquiliza esta noche de verano , es mirar la luna , ese burro que siempre está ahí estancado en el mismo lugar ,y la cara de la luna que de por si es muy astuta. Escribiendo estas palabras , me descargo , esta es mi forma de sacar todo lo que siento , todo lo que no le cuento a nadie , ni a mis amigos , ni mi familia , ni la persona que me saca una sonrisa todos los días, solo Dios sabe en este momento lo que pasa por mi cabeza y mas que nada en mi corazón , todo por lo que esta sufriendo , cada lagrima que se desprende de mis ojos tiene un sentimiento , una razón por la que estoy mal , no soy depresiva no por el momento , solo es un golpe bajo que me dio la vida , y tengo que enfrentarla , y no rendirme nunca.

Para muchos es fácil , decirme que no me rinda , que no me decaiga , que no puedo estar toda la vida así , los entiendo perfectamente porque cuando alguno de mis amigos atraviesa por un momento difícil , suelo acostumbrarme a decirles los mismo , que nunca bajen los brazos. Pero no es nada fácil , es un proceso que lleva su tiempo , y en mi caso creo que es bastante largo , me cuesta salir , siempre me quedo en el fondo , llorando y tratando de sacar todo el dolor con cada lagrima que desprendo de mí .

Sin embargo conservo a esa chica que me enseño que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante , solo es cuestión de tiempo y de aprender a viajar en este desierto que habita en mí por un tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario